Stevia: Todo lo que necesitas saber

Si vas andando por el supermercado, en el pasillo del azúcar, ahí al fondo, lo podrás encontrar: la stevia.

Ha pasado de ser una planta que nadie conocía, a ser un habitual en muchas cocinas españolas en muy poco tiempo. Y no es para menos. Si empezamos a contar la lista de propiedades y beneficios que tiene quizás nos falte tiempo…

Pero empecemos por el principio: ¿qué es la stevia?

Esta planta, llamada Stevia rebaudiana Bertoni, pertenece a la familia de los girasoles y las lechugas, siendo un edulcorante natural con sabor a regaliz o paloduz.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

 

Stevia

 

La planta en sí no es demasiado vistosa. Hasta las flores de la stevia son pequeñas y poco llamativas.

Pero como todo en esta vida, no te dejes engañar por su apariencia. Lo importante está en sus hojas.

Ésta es la parte más dulce de la planta y donde se encuentran todas sus propiedades terapéuticas.

¿Ya has oído hablar sobre los beneficios de la stevia natural?

Más abajo en el texto te los explico paso a paso, pero déjame que te haga un pequeño resumen a modo de inicio. Y es que sus hojas son una fuente natural de edulcorante, libre de calorías y es hasta más dulce que el azúcar convencional. Por lo tanto es un perfecto sustitutivo del azúcar, pero sin provocar el aumento de los niveles de azúcar en la sangre, por lo que es ideal para diabéticos. Además, es de origen natural, no engorda, es apta para diabéticos tanto de tipo 1 como de 2, y buena para la hipertensión, entre otras tantas cosas.

Todo un lujo vegetal.​

 

1. Un poco de historia de la stevia

Esta planta es de origen sudamericano.

Los nativos la llamaban "Ka´a He´e" (totalmente impronunciable), que significa “planta dulce”.

Sus hojas han sido usadas desde hace más de 1.500 años por los guaraníes en Paraguay y Brasil para endulzar tés y como medicamento. De ahí que pueda incluso decirse que la stevia es el edulcorante natural más antiguo que se conoce.

 

2. Stevia: propiedades y beneficios

Probablemente hayas quedado encandilado con todas las propiedades de la stevia y ya has ido a comprarla a la tienda más cercana. Pero con tanta información, no te ha quedado claro muy bien una cosa esencial: ¿Para qué sirve la stevia?

Aunque su uso más tradicional es para endulzar, no es el único. Hay muchos más.

Ahí va una lista con toda la información:

✓ La stevia es un edulcorante entre 250 y 300 veces más potente que el azúcar de caña. Pero eso sí, con 0 contraindicaciones.

✓ La planta además contiene multitud de minerales, nutrientes, vitaminas y oligoelementos. De esta forma es una fuente natural de vitaminas A y C, fibra, proteínas, hierro, fósforo, calcio, potasio y zinc.

✓ Por otra parte, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. De ahí que sea tan beneficiosa para las personas diabéticas.

 

La stevia es entre 250 y 300 veces más potente que el azúcar de caña, pero sin contraindicaciones

Twitter

 

✓ La puedes tomar sin cargo de conciencia porque No engorda. No aporta calorías, grasas saturadas, azúcares, colesterol o carbohidratos y reduce el apetito y las ganas de comer alimentos dulces.

 

Hojas de stevia

 

✓ Es beneficiosa para las personas hipertensas. Y es que la stevia actúa como hipotensor, cardiotónico y vasodilatadora, es decir estabiliza la tensión arterial y los latidos del corazón.

✓ El té verde se lleva la fama de ser muy antioxidante, pero la stevia en cambio es 7 veces más potente.

✓ Gran acción anticaries. Es bactericida y se puede usar en dentífricos para prevenir la caries dental, gingivitis y úlceras.

Puedes simplemente masticar las hojas de stevia o crear tus propios enjuages y pastas de dientes caseras. Así se puede utilizar el té de stevia como enjuague bucal para hacer gárgaras, o agregar unas gotas a la pasta de dientes antes del cepillado.


La stevia no aporta calorías, grasas saturadas, azúcares, colesterol, o carbohidratos


✓ La stevia combate ciertos hongos, como el que causa la vaginitis (Cándida albicans).

✓ Es diurética, por lo que ayuda a disminuir los niveles de ácido úrico.

✓ ¿Te sientes pesado cada vez que terminas de comer? Pues la stevia es un potente digestivo. Tiene efectos beneficiosos en la absorción de las grasas y calma el malestar y acidez de estómago.

✓ Disminuye la fatiga y ansiedad.

✓ Aumenta el sistema inmunitario, y por extensión la resistencia frente a resfriados y gripes.

✓ Es cicatrizante y bactericida, por lo que se puede usar para quemaduras, heridas, arrugas, eccemas, dermatitis, acné, etc.

✓ Mejora la salud de tu cabello. Si tienes caspa o el cabello delgado, sin brillo y quebradizo, utilízala como acondicionador en forma de té al lavar tu pelo.

¿Y cuáles son las contraindicaciones? La Stevia no tiene efectos secundarios ni contraindicaciones.

Eso sí, no olvides que tienes que consumirla con moderación, al igual que cualquier otro alimento. La ingesta diaria recomendada es de 4 mg por kg de peso corporal.

 

3. Stevia y diabetes

Si eres diabético, tanto de tipo 1 como del 2 (o tienes a alguien cercano que lo sea) y te encanta el dulce, la stevia es tu aliada.

A estas alturas ya sabrás que para ti el azúcar convencional no es saludable, y que además engorda, es adictiva y causa múltiples enfermedades. Así que necesitas es un endulzante que no te dañe el cuerpo: la stevia.

Y es que el edulcorante que tiene esta planta no aumenta los niveles de glucosa en la sangre, así que es 100% segura para las personas diabéticas que no pueden tomar azúcar.  Estabiliza los niveles de glucosa, desalentando su absorción.

Además promueve la producción natural de insulina por parte del páncreas y por tanto aumenta la resistencia de dicha sustancia. Es por eso que puede ser un buen tratamiento para la diabetes de tipo 2.  

¿Qué te parece la noticia? ¿Lo celebramos juntos? 

 

Plantas de stevia

 

4. Cómo consumir stevia

Lo bueno de la stevia es que la puedes usar para todo en la cocina: para endulzar tu café o té, o para cualquier postre casero.

¿Pero cómo se consume esta planta?

La hoja de stevia

La hoja se puede comer tanto fresca (solo si tienes una planta en casa), como seca.​

La hoja fresca la puedes tomar tal cual. Si tienes una planta de stevia puedes comer varias hojas al día para mejorar tu salud.

La hoja seca la puedes usar para tus infusiones y cafés. Con 3 o 4 hojas, agua caliente y un rato de reposo, podrás disfrutar de tu bebida sin probar el sabor amargo. También puedes añadir varias hojas a una botella de agua y así darle un toque dulce al agua cuando vayas a hacer deporte.

Hoja fresca de stevia

Stevia molida

Si quieres hacer algún postre o elaborar alguna receta concreta, seguramente estarás pensando que las hojas enteras no te sirven. Para ello puedes ponerlas en una batidora, molinillo de café, o a mano con un mortero, y triturarlas hasta que salga un polvo muy fino (y todavía más dulce).

Pásalo por un colador y ¡voilá! Ahora sí que tienes un sustitutivo del azúcar 100% que hasta tiene la misma forma y textura.

¿Te imaginas para la de cosas que lo podrás usar? Para tus postres, cualquier tipo de repostería, para el yogur, las tostadas…

Stevia molida

 

Stevia líquida

Para hacerla necesitas:

✓ 20g de hojas frescas o 10g de hojas secas de stevia

✓ Vodka (o cualquier otro alcohol para uso alimentario que tenga aproximadamente 40º de alcohol)

✓ Un tarro de cristal oscuro

✓ Una tela para colar

✓ Un cazo

1. Corta las hojas de stevia dos veces (a lo largo y a lo ancho), y ponlas en un bote de cristal opaco. Cuando termines con todas las hojas añade el vodka o el alcohol que hayas elegido hasta cubrir todas las hojas. Guarda el frasco en un armario durante no más de 48 horas para evitar que se vuelva amargo.

2. Antes de las 48 horas, cuela la stevia apretando un poco con algún utensilio de cocina para extraer el jugo de las hojas.

3. Pon el líquido resultante en un cazo a fuego bajo durante 25-30 minutos. Este punto es importante, ya que queremos evitar que llegue a hervir. Poco a poco empezarás a notar que el líquido se oscurece y que su textura se vuelve un poco más densa.

4. Retíralo del fuego y déjalo enfriar unos 10 minutos. Vierte el extracto de stevia líquida en un bote de cristal oscuro, que a ser posible tenga un cuentagotas, para que las dosis puedas tomártelas más fácilmente. Por último, guárdalo en la nevera como mucho durante tres meses. 

Ojo: Este extracto está muy concentrado, así que con una gotita tienes más que suficiente para endulzar tu café.

 

5. Comprar stevia

En España es bastante fácil encontrar stevia natural. Ahora que ya es totalmente legal la venta de la hoja, la podrás encontrar en diversas tiendas ecológicas o herboristerías.

También se comercializa las semillas de stevia, por si te apetece empezar con tu mini-cultivo en tu balcón.

Nosotros hemos montado Mamahoja en las tierras de nuestro pueblo natal desde cero

Hemos empezado con pocas plantas, pero cada vez va a más. Y todas nuestras hojas viajan en paquetes hasta llegar a su próximo destino.


¿Quieres ver qué ofrecemos a la venta en nuestro tenderete digital?

 

Pd: Hacemos envíos nacionales de los pedidos. Contáctanos por email, Whatsapp o teléfono y nosotros te la hacemos llegar a tu casa cómodamente.


 

Volviendo a lo de antes: ¿Qué pasa con la stevia que puedes comprar en el supermercado?

Pues que no es pura.

Los productos de stevia procesados suelen estar mezclados con otros tipos de edulcorantes y el porcentaje de stevia es mínimo. Así el producto acaba perdiendo totalmente sus propiedades medicinales.

¿Es segura la stevia? Sí. En 2008, la FDA* (Administración de Alimentos y Medicamentos, en español) aprobó como seguros los edulcorantes derivados de la stevia para usarlos en alimentos y bebidas.

*La FDA regula el uso de medicamentos y otras cuestiones de la salud pública.


Y una última pregunta:

¿Por qué os llamáis Mamahoja? Lo descubrirás si lees Nuestra historia…​